HAMBRE CERO EN PERU AL 2030

Hambre cero al 2030, es el Objetivo 2 de Desarrollo Sostenible, que Naciones Unidas (NNUU), incluido  Perú; se han comprometido signando un acuerdo internacional de política de desarrollo. Nos quedan 13 años para trabajar desde los distintos niveles políticos, académicos,financieros para honrar ese compromiso, principalmente,con la generación peruana que entra al tercer centenario republicano. Por desgracia la hambruna( carencia humana de alimentarse) y la desnutrición, nos pasa factura en conseguir nuestro desarrollo. NNUU estima que hay 800 millones de personas en el mundo con desnutrición crónica por la hambruna consecuente de la pérdida de la biodiversidad, cambio climático, perdida de tierras de cultivo, agricultura mal llevada y degradación ambiental. Se calcula que hay en el mundo 156 millones de niños menores de 5 años con peso peligrosamente bajo, literalmente condenados a morir. ¡ Esto es monstruoso!. ! Es un crimen de lesa humanidad!. En Perú si bien se ha reducido la tasa de desnutrición crónica de niños menores a 5 años de 28% a 13% entre 2006 a 2016( BBC MUNDO, 2017),todavía miles de ellos viven con anemia y desnutrición en un circulo injusto de pobreza, falta de agua, saneamiento y malos hábitos alimentarios; ni que decir carencia de infraestructura y asistencia médica. En Piura, Región pródiga en recursos biológicos, 36% de niños de 6 a 36 meses presentan anemia y 20% de infantes menores a 5 años están con desnutrición crónica( INEI, 2015); con  el consecuente daño físico y cognitivo irreversible que mermará el desarrollo intelectual del niño en su ciclo vital.
La política del Objetivo 2 es llegar al 2030 con hambre cero y con nutrición apropiada. No hay una sola forma de enfrentar el problema. Esto implica, promoción de agricultura sostenible, enfatizando la capacitación tecnológica y apoyo financiero a los pequeños agricultores, para mejorar la productividad agrícola; acceso igualitario a la tierra, inversión en infraestructura y mejora de los sistemas de riego. Asimismo implica intervención en educación y salud, sino el 2030 será tarde.

LA PREGUNTA NO ES SI UN PAÍS PUEDE SOLVENTAR LAS MEDIDAS PARA ACABAR CON EL HAMBRE Y LA DESNUTRICIÓN INFANTIL. LA PREGUNTA ES SI PUEDE DARSE EL LUJO DE NO HACERLO. JIM YONG KIM, PRESIDENTE DEL BANCO MUNDIAL.

Atentamente
Edwin Vegas Gallo
DNI 02771235

 Resultado de imagen para POBREZA AL 2030